FANDOM


Si hay que luchar, se lucha. Si hay que huir, se huye. Y si hay que morir, se muere. Pero siendo libres.

Javier Escuella (1873-1911) es un personaje secundario que aparece en Red Dead Redemption y Red Dead Redemption 2. Pertenecía a la antigua banda de Dutch junto con sus antiguos compañeros Bill Williamson, John Marston y Arthur Morgan.

Con el lanzamiento del DLC Mitos y Renegados, Escuella es también un modelo de personaje multijugador disponible en el vestuario.

Descripción

Un temido cazarrecompensas y revolucionario mexicano. Javier se sintió identificado enseguida con los ideales de Dutch. Es entregado, apasionado y leal.

Biografía

Primeros años

Javierescuella portrait

Javier Escuella en 1899.

Javier Escuella nació en 1873 en Nuevo Paraíso. Durante su juventud, fue un revolucionario mexicano. Según Agustín Allende, su padre fue un borracho que trabajó en las tierras de su tío (La bebida endemoniada).

Sus inicios como forajido

Tras pasar algunos años en Estados Unidos, se incorporó a la legendaria banda de Dutch van der Linde en 1895, con 22 años[1]. En 1899, cuando Javier contaba con 26 años de edad, ya formaba parte de la misma cuando ésta vivía su periodo de máximo esplendor.

En esa época coincidió con su líder Dutch van der Linde, y también con Bill Williamson, John Marston, Arthur Morgan o Abigail Roberts; habiendo tenido relaciones esporádicas con ésta última.

Declive de la banda

Con el paso de los años, la banda fue empeorando, sobretodo por el rumbo hacia la locura de su líder y el desengaño de sus miembros por el fracaso de sus ideales. En 1906, un fallido atraco a un bando deja a John Marston malherido y al borde de la muerte. Dutch, Bill y Javier deciden dejarlo abandonado a su suerte y traicionarle.

Posteriormente, Escuella decide regresar a México y trabajar como sicario para el coronel del ejército Agustín Allende.

Persecución y muerte

John in escuella

John amenazando a Escuella.

Pese a que John decide abandonar la vida criminal y trabajar como granjero junto a su eposa e hijo, el pasado regresa a sus vidas. En 1911, es extorsionado por el agente del Bureau Edgar Ross, con el fin de que ayude a las autoridades a dar caza a los cabecillas de su antigua banda, Javier incluido.

Inicialmente, John asalta Fort Mercer, pero Javier ayuda a Bill Williamson a huir a Nuevo Paraiso y lo esconde de su viejo compañero (El ataque a Fort Mercer). A través de su asociación con el Coronel Allende, tanto Javier como Bill pagan al gobierno local para protegerles de Marston. Cuando John Marston finalmente viaja a México en busca de ambos, Allende se aprovecha de esto, y usa a Marston para ayudarlo a combatir a los rebeldes liderados por Abraham Reyes. Finalmente, John es traicionado y casi asesinado por el ejército mexicano, por lo que luego se alía con los rebeldes. Javier finalmente es localizado por Reyes y John en El Presidio durante el asalto de los rebeldes al fuerte (Las puertas de El Presidio).

En El Presidio, John detiene a Javier a punta de pistola dentro de una habitación dentro del fuerte. Los dos tienen una conversación entre sí. Javier se sorprende al ver a John trabajando para la Oficina de Investigación, pero John señala que ambos ahora "trabajan para diferentes gobiernos". Javier se ríe de esto y trata de convencer a John de que lo deje ir. John se apresura a recordarle cómo la banda le dejó morir y le deja claro a Javier que "si la cosa está entre tú y yo, me parece que mejor tú" (Las puertas de El Presidio).

Esto no afecta a Javier y él sigue tratando de convencer a John. Concretamente, afirma que le entregará a Bill y que incluso conoce la ubicación de Dutch, que supuestamente se encuentra en Colombia. Javier de repente empuja una caja a John, quien se cae, y aprovecha para saltar por una ventana. John se levanta y corre tras él (Las puertas de El Presidio).

Una vez le da caza, John puede escoger entre dos opciones: capturarlo o ejecutarlo. Si mata a Escuella, Archer Fordham le dirá que el trato era traerlo vivo. Si se decide a capturarlo, Marston lo entregará a Edgar Ross y a su compañero, ante lo cual Archer Fordham le dirá que Escuella pasará unos buenos siglos en la comisaría (Las puertas de El Presidio). Se desconoce el destino de Escuella después de ser entregado, pero un tiempo después Marston afirma que "todos sus compañeros están muertos", por lo que se deduce que terminó ejecutado por las autoridades (Viejos amigos, nuevos problemas).

Personalidad

En su juventud, Javier Escuella muestra un aspecto bastante formal y serio cuando formaba parte de la banda. En su posterior retiro a México, se le puede ver de un modo más desaliñado y actuando de un modo más similar a sus vecinos mexicanos.

Como la mayoría de sus compañeros, formó parte de la banda de Dutch por convicción de sus ideales filosóficos, admirando a su líder. Entregado y apasionado, ante todo busca ser un hombre libre y luchar por sus ideales. No obstante, Marston afirmaría luego que se trataba sólo de cinismo y que era una persona atormentada que buscaba ser un romántico (Las puertas de El Presidio).

Al contrario que con John, Javier quedó enormemente afectado cuando Dutch empezó a volverse loco. Escuella creía realmente en aquello que su líder predicaba, y el hecho de descubrir que su filosofía era un fraude y que su "padre espiritual" comenzó a decaer le influyó muy negativamente. Al igual que van der Linde, Javier Escuella también coqueteó con la locura debido a esta experiencia traumática (Las puertas de El Presidio) (Viejos amigos, nuevos problemas).

Aunque parece que en sus inicios fue una persona leal; en su madurez demuestra ser una persona egoísta y cobarde ante todo, anteponiendo su vida y su seguridad a cualquier persona, incluso a su antiguo líder y "hermanos". Ya en 1906, él y sus compañeros dejaron abandonado a su suerte a John, siendo una oportunidad para salvarse ellos (Caravana mexicana). Años después, en 1911, se puede comprobar como hace tratos con todo el mundo para buscar su propio interés. Inicialmente, huye a Nuevo Paraíso dando protección a Bill Williamson y negociando con Agustín Allende. Posteriormente, cuando John le da caza, pretende negociar con él para salvarse, afirmando que puede entregarle a Williamson e incluso darle la ubicación de donde se cobija Dutch van der Linde (Las puertas de El Presidio).

Misiones en las que aparece

Red Dead Redemption

Citas

Red Dead Redemption

Las puertas de El Presidio
  • Hola, hermano. Me alegro de verte. Dijeron que vendrías. Has tardado, ¿no? Vamos, no vas a disparar a tu propio hermano, ¿verdad? Fuimos familia.
  • ¿Así que ahora trabajas para el gobierno?
  • Vamos, hermano. Creo que debemos separar nuestros caminos, ¿eh?
  • Te dimos por muerto, hermano. En serio. Te digo la verdad. Además, te entregaré a Bill. Y a Dutch; está en Colombia. Puedo llevarte hasta él.
  • No has entendido nada, hermano. Siempre te quise, incluso ahora.
  • ¡No tienes agallas para matarme!
  • [Bill] No está aquí, hermano. Está con Allende.
  • Es tarde para vengarse, John.
  • Vamos, amigo. Abigail no aprobaría esto.
  • Eres una sabandija. Espero que estés seguro de lo que haces, hermano. Me vendiste. ¿Acaso aquellos días no significaron nada para ti? Ah, ah, puto. Ah. Un día, te prometo que un día lamentarás esto.
  • Espero que tú y tu familia os pudráis en el infierno.
  • Lo que siempre supe es que eras un traidor. ¡Y lo sigues siendo puto!
  • ¡Sí, vete con tu pendejo!

Curiosidades

  • Escuella es uno de los pocos personajes mexicanos que habla inglés sin un fuerte acento.
  • Lleva un atuendo similar al usado por Ramiro de la Torre y Benito Penagarza. Javier también lleva botas de caballería mexicana.
  • En Las puertas de El Presidio, si el jugador captura a Escuella, le preguntará a John "¿Qué hay de tu esposa e hijos?". Esto permite ubicar cronológicamente la vida de su hija, naciendo entre 1899 a 1906 y falleciendo entre 1906 a 1911.
  • Javier llama a John su "hermano" con bastante frecuencia, intentando recordar su estrecho lazo que tenían cuando formaban parte de la banda y se llamaban a sí mismos "los hijos de Dutch".
  • Su apellido Escuella es una malformación de la palabra en español escuela. El motivo más lógico podría ser el desconocimiento del idioma por parte de los creadores. Tampoco existe una coherencia en su pronunciación, ya que algunos personajes lo pronuncian con grafía española (escuella) pero otros lo pronuncian de forma similar al italiano (la palabra escuela).
  • En el salón de Chuparosa hay una imagen en la pared cerca de la mesa donde se puede ver a algunos bandidos bebiendo. El hombre de la imagen es posiblemente Escuella.
  • La muerte de Javier parece confirmarse en la misión Viejos amigos, nuevos problemas, cuando John le dice a Abigail que todos están muertos.
  • En La bebida endemoniada Agustín Allende menciona estar algo asociado con el padre de Javier al decir que "Escuella es de esta provincia. Su padre era un borracho, un borracho que trabajaba como obrero en la tierra cultivada por mi tío".
  • Según John, Escuella nunca intentó enseñarle nada de español a John ni a sus compañeros de banda, algo de lo que Abraham Reyes se burla (Las puertas de El Presidio).
  • En Red Dead Redemption 2, Javier toca la guitarra para la banda cuando está sentado alrededor de la fogata en la noche.

Galería de imágenes

Red Dead Redemption 2

Red Dead Redemption

Mitos y Renegados

Referencias

  1. EDGE Magazine